• Sandra Elizalde

Qué NO se trabaja en Terapia de Pareja

Actualizado: abr 8


Foto: by MIke en Pexels


Las relaciones de pareja son tan únicas y diversas que es imposible hacer una tipificacion de los problemas que cada una atraviesa. Si bien si existen en la literatura etapas identificadas de la vida en pareja y posibles problemas que pueden presentar en la misma, no hay un inventario que englobe estos problemas, así que el especialista debe de tener la preparación adecuada para crear el ambiente y hacer las preguntas precisas para tener los elementos con que trabajar en cada caso.

Los motivos por los que una pareja llega al consultorios son variados, la mayoría vienen para mejorar su relación, ya sea porque acaban de atravesar una crisis o porque las peleas han sido constantes y ya no quieren seguir viviendo así.

También hay parejas que vienen porque desean terminar la relación, y quieren hacerlo de la mejor manera, por los dos o porque hay hijos de por medio.

Hoy quiero platicarles de las parejas que vienen con motivos ocultos.

si bien cuando llegan a la consulta, los dos han hablado de querer mejorar la relación, hay personas que tienen una idea equivocada de lo que se trabaja o como se trabaja en terapia y, a veces no salen muy contentos de las sesiones, pero definitivamente hay casos para los que NO es la terapia de pareja.


QUIERO QUE MI PAREJA SE DE CUENTA DE QUE ESTA EQUIVOCADO (A) (o sea: yo tengo la razón)

Si, me ha tocado atender personas que vienen convencidas de que el causante de todos sus problemas es el otro, y después de sesiones y por mas que trabajemos en que se dé cuenta de que -tal vez- hay algo en lo que se equivocó el mismo, no son capaces de verlo.

Parte de mi trabajo es precisamente que los dos logren ver los errores que cada uno cometió en su justa dimensión.

Pero no es confirmar las teorías de uno sobre el otro.


QUIERO QUE EL (ELLA) ME AME

Si, a veces uno de los dos ya no quiere nada, y por alguna razón accedió a llegar a la terapia. Yo les puedo ofrecer trabajar en cerrar el ciclo de esa relación con ejercicios y sesiones enfocadas en revisar los errores, sanarlos, agradecer lo que fue y seguir adelante cada uno su camino, pero si uno de los dos YA NO SIENTE AMOR por el otro, no hay nada más que hacer ahí.


VENGO PORQUE MI PAREJA ME CONDICIONA

Muchas parejas llegan así, uno de los dos ya no ve otro camino que la ayuda de un especialista y condiciona al otro a seguir la relación, sólo si asiste a terapia, mi trabajo aquí es hacer productivas las sesiones trabajando en objetivos en común y la mayoría de las veces el que fue condicionado llega a involucrarse en el tratamiento y se logra un gran trabajo de crecimiento para los dos.

Pero a veces no.


QUIERO QUE EL OTRO CAMBIE

De nuevo, hay personas que llegan con la idea de que lo único que necesita su relación para estar bien, es que el otro cambie... y cuando llegan a sesión, se abre un mundo de posibilidades, para lograr lo que cada uno quiere, y eso a veces (mas seguido de lo que imaginan) implica un cambio en ellos mismos.


CASOS ESPECIALES

Si uno de los dos trae un motivo oculto, definitivamente no trabajo con eso, mi trabajo es DE PAREJA y mi trato es para los dos imparcial. Siempre, siempre será en pro de la salud mental.


La terapia individual se recomienda a veces, cuando en las sesiones de pareja se ven detenidas por un factor marcado de alguno de los dos. Aquí analizamos el caso y les explico por que y cómo seria ese trabajo, la verdad es que la mayoría de las veces, en las personas se despierta el deseo de profundizar en su autoconocimiento y acceden de la mejor manera.


¡Dénse la oportunidad de conocerse más!


Sandra Elizalde.





296 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo